Noticias

09 oct 2014

¿Qué es la computación afectiva?

¿Qué es la computación afectivaEn el sector de la inteligencia competitiva se trata de extraer información de diferentes fuentes de cara a convertirla en información valiosa, medible y adecuada para una empresa o entidad de la administración. Fuentes oficiales, oficinas estadísticas, el propio organigrama… muchas son las ‘vetas’ de las que la empresa puede extraer información. Una línea de investigación que se viene desarrollando desde hace años busca lograr que nuestras emociones, gestos, el tono en el que nos expresamos en internet o la intensidad-frecuencia de nuestros mensajes públicos (por ejemplo en redes sociales) también sean una valiosa fuente de información.

Es lo que se conoce como computación afectiva, una línea de estudio que engloba informática, psicología, estudios conductuales y ciencia cognitiva. El objetivo es que ordenadores, cámaras o dispositivos mecánicos puedan interpretar los comportamientos y gestos de los seres humanos para adaptarse a ellos.  Por poner un ejemplo, una persona que haya sufrido un desengaño sentimental puede mostrar un comportamiento superficial normal en, digamos, las redes sociales. Sin embargo, su ratio de publicación de mensajes, gestos e intensidad pueden servir de inspiración para que, por ejemplo, se le sugieran páginas de contactos y relaciones, ofertas de helado de chocolate o libros de autoayuda para afrontar una ruptura.

Muchas empresas del sector textil y de calzado deportivo ya utilizan técnicas de geolocalización para detectar si un comprador o suscriptor se encuentra en establecimientos o negocios de la competencia, de cara a enviar a su dispositivo móvil al instante ofertas y descuentos en sus productos.

Este fenómeno ya se lleva estudiando desde hace aproximadamente dos décadas, pero no ha sido hasta hace relativamente poco tiempo que un equipo de investigadores del MIT lo han bautizado con el nombre de computación afectiva. Estos estudios abren la vía para el desarrollo de equipos informáticos más empáticos, pero también son una llave para que las empresas puedan orientar sus estrategias comerciales de manera individualizada de cara a obtener un beneficio (no se nos escapa que una persona feliz, eufórica o animada tiende a comprar más que un individuo que está deprimido).

El siguiente paso de estas investigaciones pasa, necesariamente, por el apartado ético o moral, ligado a poner los límites a la aplicación de un conocimiento que, en malas manos, podría atentar seriamente contra la privacidad individual.

Si necesitas ponerte en contacto con H4dm y solicitarnos información sobre nuestros servicios de consultoría en inteligencia competitiva, internacionalización, toma de decisiones o vigilancia tecnológica no dudes en llamar a nuestro equipo.

  • 0 Comments

COMPARTIR EN:

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.