INTELIGENCIA COMPETITIVA

Tipo de inteligencia que realizan las empresas para obtener información y tener conocimiento sobre el entorno más o menos inmediato en el que desarrollan su actividad. Los objetivos de la inteligencia competitiva son planificar y adoptar medidas para mantener la competitividad de la empresa y afrontar con mayores garantías los rápidos y continuos cambios a los que se ve sometida toda organización. Para lograrlo obtiene y procesa información política, social, económica, cultural, legal y tecnológica y sobre los agentes que actúan en ella. También procede a identificar y seguir señales indicadoras de cambios significativos en el entorno. La inteligencia competitiva se aplica fundamentalmente en cinco ámbitos: los procesos de toma de decisiones a nivel estratégico, táctico y operativo en todas las áreas de la empresa (finanzas, producción, marketing…); la prospectiva empresarial; la gestión del riesgo de la empresa y el análisis riesgo de un país; la defensa y el apoyo legal del capital intelectual (investigación de piratería, competencia desleal, patentes, propiedad intelectual…); y la realización de actividades de presión o de lobby.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.