Noticias

13 may 2014

El papel del analista en la inteligencia empresarial

inteligencia empresarialA principios del siglo XX, el financiero y asesor estadounidense Bernard Baruch conceptualizó, no sin cierta ironía y de manera sencilla, lo importante que es, no ya observar los datos, sino saber interpretarlos: “millones de personas a lo largo de la historia han visto cómo caían manzanas de los árboles. Newton fue el único que se cuestionó por qué caían”, dijo.

La inteligencia empresarial no se diferencia de lo que entendemos por inteligencia en otros ámbitos. Se basa en conseguir, gestionar e interpretar la información que está al alcance de la empresa (y que le resulta provechosa) en su entorno, competencia o dentro de su estructura de cara a convertirla en datos, herramientas y conocimientos que faciliten el proceso de toma de decisiones. Es decir, no basta con “ver caer la manzana”. Hay que saber hacerse las preguntas adecuadas que nos ayuden a saber por qué lo hace.

El analista de inteligencia puede desempeñar una gran cantidad de papeles en el mundo de la empresa actual: asesor de la alta dirección, documentación, estudios de tendencias y prospectiva, análisis de mercado, gestión de los flujos de comunicación interna y externa, creación de gabinetes de crisis…

El concepto de inteligencia empresarial es clave en la sistematización de los procesos de la empresa y permite formar un cuadro de mando que haga sencillo que en un futuro dichos procesos se adecuen a las necesidades de la propia compañía.

Desde entidades gubernamentales directamente relacionadas con el fomento de la cultura empresarial y la internacionalización de la economía en España se considera la figura del analista de inteligencia como esencial. Desde el mismo Centro Nacional de Inteligencia se define la inteligencia empresarial como una “herramienta fundamental” en la salida de las empresas al exterior. Y es que estudiar las barreras de entrada a un determinado mercado, los posibles partners que la empresa puede encontrar, conocer la competencia, ayudas económicas o legislación son algunas de las materias en las que un analista puede resultar de utilidad a la hora de hacer más sencillo el siempre complejo lanzamiento de una compañía fuera de sus fronteras.

Otras entidades como el ICEX, Instituto Español de Comercio Exterior, determinan que la gestión de la inteligencia empresarial, por poner un ejemplo, es determinante a la hora de establecer las bases de cualquier negociación, no sólo con empresas internacionales, sino también en el ámbito local. No en vano, una de las causas fundamentales de que fracasen este tipo de encuentros entre empresas se asienta sobre la falta de conocimiento previo de las características de las personas que tenemos enfrente.

  • 0 Comments

COMPARTIR EN:

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.