Noticias

09 jul 2015

Consejos para un profesional expatriado

expatriados

Hoy en día hay millones de expatriados repartidos por todo el mundo, personas que han tenido que salir de su país de origen a iniciativa de su propia empresa de cara a encargarse de un plan de internacionalización o para incorporarse a otro equipo. En muchos casos son personas preparadas que buscan lo que no ofrece o no han encontrado en su país.

Para muchos de ellos es un trago no demasiado agradable, aunque poco a poco se van adaptando, pero siempre con la idea de que tarde o temprano regresarán a su hogar de nuevo tras esa aventura en un país ajeno al suyo. Ante esta situación hay varios consejos que nos gustaría compartir con todos vosotros.

Expectativas

Es muy normal que siempre haya expectativas altas sobre determinado destino, especialmente si este se encuentra en una zona eminentemente turística como puede ser cualquiera de los países de la cuenca del Caribe.

Un expatriado debería tener muy en cuenta que sale de su país para trabajar, y no precisamente unas pocas horas al día sino muchas y muy duro, por lo que siempre hay que ir con expectativas de trabajo, mucho más que ir de vacaciones o a pasarlo bien.

Conocer la sociedad y forma de vida

Nunca está de más conocer cómo es la cultura y forma de vida del país de destino, así cuando se llegue el choque cultural no será tan pronunciado en caso que sea un país completamente diferente al de donde se proviene.

Idioma, costumbres, gastronomía, horarios, comportamiento… son muchas cosas las que hay que conocer, por lo que cuanto antes se realice esta preparación, será mucho mejor. Además siempre hay que buscar información sobre las cosas más comunes que hacemos a diario y para que no tengamos tanta morriña siempre hay que informarse sobre las líneas de telefonía o de Internet, para estar un poco más cerca de los nuestros después de una larga jornada de trabajo.

Cultura y tradiciones

No hay que pretender que los demás se adapten a nosotros. En este caso somos nosotros los que estamos en un país ajeno, por lo que seremos nosotros quienes tendremos que acostumbrarnos a cómo se hacen las cosas en el país de destino.

Mentalización

Marcharse una larga temporada de nuestra área de confort no es fácil para muchas personas, especialmente para aquellas a las que le atan muchos vínculos emocionales como los de la familia o los amigos. Un año o dos fuera es mucho tiempo, aunque siempre se tendrá la oportunidad de visitar a la familia una o dos veces al año durante unos días.

Habrá que dejar muchas cosas de lado, pero los beneficios también son altos, por lo que puede haber muchas dudas, razón de más para pensárselo bien y sopesar los pros y los contras de una expatriación de determinado tiempo.

  • 0 Comments

COMPARTIR EN:

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.