Noticias

25 dic 2014

Cómo aplicar la inteligencia a la internacionalización

Cómo aplicar la inteligencia a un proceso de internacionalizacion

Como explicaba recientemente Fernando Cocho en su artículo de opinión de la revista Empresa Exterior (que puedes leer aquí), la internacionalización de empresas está en boca de todos como un proceso que equivale poco menos que a la tabla de salvación del tejido económico nacional. En efecto, la salida al exterior de una empresa, sus productos o servicios, ofrece oportunidades que, tal vez, el mercado doméstico ya no puede asumir. Sin embargo, ¿es necesario internacionalizar a cualquier precio?

La inteligencia aplicada a un proceso de internacionalización comienza, precisamente, con lo que se conoce como la fase de dirección que, simplificando al máximo, equivale a preguntarnos qué queremos conseguir con nuestra salida al exterior y, asimismo, plantearnos de manera honesta si contamos con los medios y recursos para hacerlo.

A la hora de ‘monetizar’ un plan para la internacionalización de una compañía, tiene una importancia clave la segunda parte del proceso, es decir, la fase de obtención. En este momento del plan de inteligencia en un proceso de salida al exterior estudiamos el ‘cómo’ de nuestra expansión: margen de costes que asumiremos, tiempo medio de establecimiento en una determinada zona, trabas o facilidades legales a la llegada de capital extranjero, competidores, nivel de saturación del mercado, socios locales…

Este capítulo determina, verdaderamente, el ‘cuánto’ del proyecto, es decir, el tiempo, dinero, esfuerzo y recursos que vamos a tener que invertir para sacarlo adelante. Tras la fase de obtención se abre la de elaboración, es decir, la recopilación de todos los datos que hemos recabado, su estudio y transformación en conocimiento útil que se aplicará en la toma de decisiones definitiva acerca de la internacionalización o no de la empresa.

Una empresa especializada en el asesoramiento en internacionalización de empresas concluye enviando a los directivos (es decir, al cliente) los resultados del estudio, lo que se conoce como difusión, a partir de la cual la cúpula de la empresa puede determinar si la salida al exterior total o parcial puede resultarle (o no) rentable. En efecto, 6 de cada 10 euros que ganan nuestras empresas en la actualidad ya provienen de fuera de nuestras fronteras.

Sin embargo, ese viejo axioma económico que concluye que el 50% de las empresas que se internacionalizan recuperan su inversión en un lustro también encierra otra gran verdad: el otro 50% no lo logran. Precisamente, en H4dm podemos ayudarte a estudiar si tu empresa está preparada para dar el salto al escenario internacional y, en caso afirmativo, determinar cómo, cuándo y dónde hacerlo.

  • 0 Comments

COMPARTIR EN:

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.